Home Areas Funcionales Comercio Exterior

En un mercado cada vez más global, el comercio exterior se convierte en una necesidad para las empresas que desean sobrevivir.

El progresivo e imparable proceso de reducción de trabas al intercambio comercial entre los diferentes países de todo el mundo, significa una oportunidad para las empresas de encontrar mercados nuevos a los que extender su presencia y, en consecuencia, incrementar sus volúmenes de facturación y crecer. También es una oportunidad para encontrar nuevos y mejores proveedores.

La amplitud de este potencial mercado, permite encontrar nichos nuevos de demanda, que también son una importante oportunidad para las empresas especializadas, cuya supervivencia depende no sólo del crecimiento, sino de que sean capaces de adecuar su producto a los gustos de un grupo determinado de clientes, clientes que probablemente se encuentran en otros lugares del planeta.

Pero esa oportunidad, también puede significar una amenaza para la empresa que permanece estática en este mundo cambiante. Competidores de otros países pueden venir y desplazarlas de su mercado. Siguiendo la máxima de que "la mejor defensa es el ataque", sería recomendable que cada empresa se planteara la reflexión de cuándo puede ser conveniente plantearse la salida al exterior.

La internacionalización de la empresa no depende de su dimensión, sino del sector en que se encuentre y de sus condiciones y capacidades particulares. Internacionalizarse es una decisión que depende de su estrategia y de cómo es llevada a buen término por los responsables de la compañía y su equipo.

Desde esta Cámara, pretendemos ser un instrumento de apoyo imprescindible para competir en los mercados internacionales con garantías de éxito.

 
Banner